El pasado 13 de febrero El Jardín de Serrano celebró San Valentín con una fiesta por todo lo alto amenizada por Brianda, a la que muchos invitados acudieron, como siempre, con sus perros y en la que todos recibieron como regalo una pulsera de Cruciani.